top of page

Lilith cómo símbolo del feminismo



“La Diosa Oscura Lilith es una de las figuras más antiguas aclamadas en la historia. Nombrada como Reina de la noche, Madre de Demonios, Diosa de la Oscuridad, Patrona del cambio, la muerte y la regeneración, se dice que es la descendiente de la Triple Diosa de Babilonia, Canaán y Sumeria que era adorada antes de que apareciera el primer manuscrito del Antiguo Testamento: Doncella, Madre y Prostituta. Fue la primera mujer de la historia creada por el Dios cristiano y es de las más alabadas en la historia actual, se considera una de las Diosas Oscuras más poderosas de todo el paganismo por el poder que transmite a todos aquellos que la invocan (que al igual que Hécate fue nombrada por la inquisición como la "Madre de todas las brujas" relegándola de todo su verdadero poder). Pero haciendo un pequeño viaje en el tiempo vamos a conocer cuáles son los orígenes de esta poderosa Diosa ya pesar de que existen muchos mitos y leyendas a cerca de Lilith a lo largo de todas las culturas antiguas, vamos a remontarnos a los hechos históricos que son los que realmente cuentan su verdadera historia. El nombre de Lilith proviene de la palabra sumeria "lilitu" que significa viento-aire y aunque ha sido descrita siempre como un súcubo sumerio, como demonio o Diosa Oscura, la traducción moderna de su nombre significa "espíritu".

Si nos remontamos a los libros del Antiguo testamento que nos habla de la creación del hombre, en el versículo de Génesis 1:27 dice: "y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó - varón y hembra los creó", esta es la prueba física de que realmente Lilith fue la primera esposa de Adán porque si recordamos el Génesis 2:18 y 2:22 que es posterior al primero dice: "y el señor dijo - no es bueno que Adán esté sólo, voy a hacerle una ayuda apropiada para él"... "y el señor formó de la costilla que había tomado del hombre y la hizo mujer". Lilith se consideraba igual que Adán y al no querer ser sometida ni ser sumisa (según el alfabeto Ben Sira) creía que ella tenía los mismos derechos que él, así que se marchó del Jardín del Edén y por eso Dios creó a Eva después. Lilith se refugió en una cueva en el Mar Rojo donde aceptó a los demonios como sus amantes y procreó a todos sus hijos, de ahí el nombre de "Madre de Demonios". Dios quería que volviera con Adán al Jardín de su creación y envió a tres ángeles (Senoy, Sansenoy y Semangelof) para convencerla de que regresara, pero ella se negó a volver para ser sólo una mujer sumisa a las órdenes de Adán y los ángeles enviados mataron a centenares de sus hijos con lo cual ella maldijo a los hijos de Adán y a sus madres, incluso se les aparecía en sueños a los hombres en forma de súcubo para procrear nuevos hijos y reemplazar a los muertos.

En la cultura cristiana existe la leyenda como se puede ver en una de las pinturas de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina que Lilith se muestra como mitad serpiente y mitad mujer lo cual se le atribuye a que ella fuera la serpiente que hizo que cayera el Edén. Dentro de la mitología del Rey Salomón también se encuentra Lilith en varias ocasiones más conocida como la Reina de Saba y según los cabalistas y en las culturas del Medio Oriente, Lilith es todo lo que representa las cosas mal vistas a los ojos de Dios que presentaron a Adonai como un rey de oriente y a Shekinah como el pueblo de Israel siendo conocido como matrimonio sagrado que traía luz y bondad a su pueblo y se veían una vez al año en el templo de salomón. Al ser destruido el templo y sus tesoros llevados a tierras extranjeras apareció el caos en tierras de Israel con lo que el matrimonio perfecto se rompió y en venganza a Dios Adonai tomó a Lilith como su consorte y así paso de ser un demonio o súcubo a ser una Diosa Oscura. Los cabalistas al ver esta unión tan impura hicieron todo lo posible para volver a unir el matrimonio perfecto y así Adonai expulsó a Lilith para siempre al desierto, que como se nombra en el Apocalipsis Cristiano donde dice que la Ramera de Babilonia fue suplantada por el poder de la novia, la esposa del cordero. Las leyendas sobre Lilith a lo largo de la historia son muchas: fue la primera esposa de Adán, fue esposa de Asmodeus, esposa de Samael, la serpiente del árbol del conocimiento y finalmente, esposa de Dios.

En la actualidad, Lilith es una Diosa Oscura muy poderosa dentro de la comunidad pagana por su vertiente feminista. Representa el desafío al patriarcado teniendo la opción de retarlo, de la libre sexualidad y de elegir su propio camino sin estar bajo la sumisión del hombre con los mismos derechos y poderes del que disfruta el patriarcado. Como Triple Diosa es considerada Diosa de la Vida y de la muerte al igual que se la relaciona con los ciclos lunares vida, muerte y renacimiento, representa sexo-espíritu y el lado más salvaje del instinto de la mujer. Es guardiana de todo lo misterioso, se le atribuye la pantera negra como animal de poder, el mejor día para pedirle algo es el viernes y su planeta es Saturno. En las cartas del Tarot su arcano es "La Sacerdotisa", los colores que le preceden son el lila, el púrpura, el color escarlata y el negro. Sus herramientas mágicas son las dagas, cuchillos, hoz, etc, sus símbolos son pertenecientes a Saturno.

Si invocas a Lilith ten cuidado porque es una Diosa Oscura Poderosa, tendrás que devolverle todo lo que le pides y complacerla con ofrendas. Ella forma la parte más oscura que habita en nuestro subconsciente, forma parte de nuestros instintos primitivos reprimidos, en la oscuridad puede convertirnos en esclavos, pero si la atraemos a nuestra vida puede conseguir que sea completa y equilibrada. No le tengas miedo, no huyas de ella porque Lilith te puede llevar a lo más profundo de tus sentimientos, el dolor, el rencor, la traición o el odio solo para hacerte ver que eres un ser fuerte, poderos y bello. Recárgate de su energía, agradece que te acompañe en el camino, que te empuje a seguir adelante, aunque tengas que tocar fondo, aunque te enseñe la peor versión de ti, aunque te haga vivir el peor de tus infiernos, ella nunca te abandonará, ella nunca te dejará sola, te enseñará a creer en ti y a ser fuerte para sobrevivir. Nos han enseñado a vivir con miedo, nuestros miedos salen a la luz cuando nos adentramos en los caminos más oscuros, los prohibidos, los malditos por miedo a no poder salir de ellos, pero la verdad es que no hay renacimiento si no morimos, no se puede construir si no se ha destruido antes, todo forma parte de su oscuridad. Trabajar con Lilith nos hace ver más allá de nuestro subconsciente, es un compromiso con el lado oscuro de nuestro ser para tener la suficiente fuerza para desvanecer cualquier problema. Ella conoce nuestra sombra, conoce nuestra oscuridad, conoce nuestros temores, hemos de estar preparados para abandonar nuestras viejas costumbres y nuestros prejuicios para renacer aún más poderosos.

Pero la historia de Lilith siempre ha estado envuelta en misterio y siempre intento buscar o llegar a su historia real, a la que sea más acertada y verídica, pero una de las cosas que no se sabe de Lilith y de la que hay poca constancia es que allá por el 2400 a.C. Lilith aparecía en los escritos sumerios como un espíritu del viento asociada a la Reina del Cielo y de la Tierra. Cuando el patriarcado comenzó a adquirir poder empezó a cambiar mitos y tradiciones sumerias de tal manera que lo que era una Diosa Espiritual de Luz se convirtió en un demonio destructivo con ansias de sexo con humanos. ¿Por qué la convirtieron en un Súcubo? Porque el patriarcado sabía el poder que tiene una mujer, ella es una Diosa Oscura y con esto no quiero decir que no se haya de tener cuidado a la hora de tratar con ella o invocarla ya que es una energía demoniaca destructora. Estamos hablando a mi parecer de una de las Diosas Oscuras más poderosas de toda la historia. Pero con el nacimiento de la Lilith Oscura nacieron también historias de miedo y terror, el patriarcado le dio el aspecto de Súcubo para que fuera temida cuando realmente ella es la clave del poder femenino, es la clave de nuestra fuerza como mujeres, como hijas de Lilith.

Pero si ahondamos más en la historia sumeria real, después de convertir a Lilith en un demonio, de ser una ramera babilónica que se tiraba a los hombres en venganza a Dios y yacía con demonios para parir como una coneja y crear descendencia, deberíamos prestar atención en el hecho de que todo es una conspiración para demonizar a Lilith ya que los babilónicos, hititas y semitas tomaron referencia de los textos sumerios y los adaptaron a la imagen demoniaca que le querían dar a esta Diosa. Pensad que las religiones actuales (cristiana, judía o musulmana) están basadas en una copia de esos textos anteriores, por eso nos llega en la actualidad la imagen tan distorsionada sobre nuestra querida Lilith. Así fue como se instauró la imagen del demonio judío de Lilith para darle más fuerza al patriarcado y a su religión monoteísta, para que las mujeres dejaran de honrarla y adorarla para poder promover la sumisión femenina al igual que la imagen que se da de Eva en la Biblia cristiana, para que las mujeres hebreas de entonces no se levantaran exigiendo la igualdad de sus consortes. Bajo mi punto de vista, Lilith fue una víctima más del patriarcado en la antigüedad que fue excluida de la historia y nombrada como demonio durante más de dos mil años al igual que en la actualidad las mujeres son humilladas, perseguidas y expulsadas de la sociedad que pretende seguir en el poder patriarcal. ¿Por qué los hombres le tienen tanto miedo a Lilith? Porque ella es el símbolo del poder sexual de la mujer, porque es con la que nos identificamos a la hora de proclamar ser libres de elegir, libres para vivir, para experimentar, somos poderosas porque nuestro crecimiento no depende de una sociedad patriarcal ni con la entrega de nuestro cuerpo o nuestra voluntad.

La imagen del demonio Lilith existe en casi todas las tradiciones del mundo, pero después de echar un ojo a la historia antigua: ¿por qué la hemos de ver como un demonio o espíritu maligno? Pienso en la Diosa Oscura Lilith como una guía en mi camino espiritual y aunque por su actitud es una deidad poco convencional como guía, es una gran fuente de poder y sabiduría. Es la imagen de una mujer dominante que exige respeto y que nunca se rinde ante nadie, nunca tomará posición para ser sumisa, simboliza la imagen de la mujer independiente y capaz de lidiar con la naturaleza caótica de la humanidad, pero vuelvo a recalcar que no hay que tomarla a la ligera porque es capaz de adentrarse en el lado más oscuro de tu alma para juzgarnos y castigarnos. Así que después de aclarar mi visión sobre ella, así es como yo la siento en mi camino hacia las Diosas Oscuras, solo tengo que decir que seguir este camino no es fácil, que es un camino de soledad, sufrimiento y retos de superación a ti misma que va penetrando en lo más oscuro de tu ser lidiando con tus peores miedos y temores, es un camino que no todo el mundo está preparado para seguir y que hay que tener mucha precaución a la hora de llamarla a tu vida porque puede convertirse en un infierno de sufrimiento y dolor para poder alcanzar la sabiduría absoluta.

Este es un escrito que he recopilado del año 2017 cuando escribía en mí antiguo blog

“El Sendero de las Diosas Oscuras”, en el plasmé mis primeras investigaciones e impresiones de Lilith y en un día como hoy, 8M – Día Internacional de la Mujer, creo que es el más adecuado para el Santuario. Espero que les guste.


Lithkasha – Fundadora del Santuario


129 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Vampirísmo

Komentáře


logo santuario de lilith6.jpg

El Sendero de las Diosas Oscuras

bottom of page