top of page

La Unión de los Adversarios


Durante el eclipse anular se podrá ver un gran círculo de fuego que se asemeja a un anillo de compromiso, lo que hace referencia a la unión sagrada entre entidades oscuras, siendo una de las más conocidas la de Lilith y Samael. Esto lo sabemos por el tratado “Sobre la emanación izquierda”, escrito en España a principios de la segunda mitad del siglo XIII, una generación antes del Zohar. En él, el rabino Isaac describió a Samael y Lilith como una pareja, siendo los poderes centrales de la Emanación de la Izquierda.


Aunque no se conocen las fuentes exactas de este mito, se cree que podría derivarse después de la aparición de la obra satírica el “Alfabeto de Ben Sira”. Las revisiones posteriores de esta obra que se conocieron en Europa en el siglo XI incluían una descripción donde se hablaba de una relación sexual entre Lilith y un "Gran Demonio", que luego fue identificado como Samael.


Tanto Lilith como Samael en estas historias no son principios del mal y aparentemente esta transformación en malignos, posiblemente fuera obra del rabino Isaac, que además fue quien creó los mundos malvados que fueron destruidos antes de que se creara este mundo, un mito que se convirtió en un motivo central para la Cábala.


Según la tradición folklórica y mística judía, Samael es el verdadero nombre de Satán. Es el rey de todos los demonios, el ángel de la muerte, el marido del demonio Lilith y el archienemigo del arcángel Miguel e Israel. Se le asocia con el planeta Marte, el lado izquierdo y el norte. De él sabemos de todos sus actos malignos y negativos porque diferentes autores judíos se encargaron de atribuírselos.


Sobre la Lilith judía se sabe que podría ser una de las figuras femeninas de la mitología mesopotámica que más tarde se teorizaría como la primera esposa de Adán y supuestamente un demonio primordial. Se cree que se la menciona en hebreo bíblico en el Libro de Isaías, en la antigüedad tardía en fuentes de la mitología mandea y de la mitología judía desde el año 500 d.C. en adelante.


Aparece en encantamientos, se la menciona en el Talmud de Babilonia, en el libro de Adán y Eva o en el Zohar Levítico como "una mujer ardiente y ardiente que cohabitó por primera vez con el hombre". Y aunque se dice que no aparece en la biblia, el nombre de Lilith proviene de lilû, lilîtu y ardat lilî. La palabra acadia lilu está relacionada con la palabra hebrea lilit en Isaías 34:14 , que algunos eruditos modernos consideran que es un pájaro nocturno y en la antigua Mesopotamia, se encuentra en textos cuneiformes de Sumer, Asiria y Babilonia donde Lilith significa un espíritu o demonio.


Si retomamos el “Tratado de la Emanación Izquierda” que es anterior al zohar, allí se afirma que Lilith y Samael tienen la forma de un ser andrógino, de doble cara, nacido de la emanación de el Trono de Gloria y correspondiente en el ámbito espiritual a Adán y Eva, quienes igualmente nacieron hermafroditas . Las dos parejas andróginas de gemelos se parecían y ambos "eran como la imagen de Arriba; es decir, que se reproducen en forma visible de una deidad andrógina.


Por lo tanto en esta tradición se deja claro que Samael y Lilith nacieron como un solo ser, similar a la forma de Adán y Eva quienes también nacieron como uno. Este es el relato de Lilith que recibieron los Sabios en el Conocimiento Secreto de los Palacios. Otra de las versiones más sonadas de la Edad Media es que Lilith es la primera esposa de Samael quien lo comparte con otras tres consortes: Naamah, Eisheth y Agrat vat Mahlat. Todas madres de demonios.


La unión sagrada entre Lilith y Samael fue arreglada por Tanin'iver el “Dragón Ciego”, una entidad cósmica maligna descrita en escritos cabalísticos, en el Tratado sobre la Emanación Izquierda y en el Zohar. Es el corcel de Lilith , por lo que se le considera un mecanismo mediante el cual se activa el mal y aunque Tanin'iver está castrado sigue siendo el catalizador del acoplamiento de Lilith con Samael , una unión que trae pestilencia al mundo.


Él es quien provoca esa unión entre Lilith y Samael, a él es a quien se debería honrar durante el eclipse de sol anular además de esa unión entre ambas entidades adversariales.


“El Dragón Ciego cabalga sobre Lilith la Pecadora: ¡que ella sea extirpada rápidamente en nuestros días, Amén! – Y este Dragón Ciego provoca la unión entre Samael y Lilith. Y así como el Dragón que está en el mar (Isa. 27:1) no tiene ojos, así también el Dragón Ciego que está arriba, en semejanza de forma espiritual, es sin ojos, es decir, sin colores... (Patai 81:458)


A Samael se le llama la Serpiente Inclinada y a Lilith se le llama la Serpiente Tortuosa, dando lugar a la unión entre la serpiente negra y la serpiente roja, simbología indiscutible del despertar de la kundalini y la expansión de la consciencia. Pero en el folclore se cuenta que esta unión no duró, así que para evitar que tuvieran descendencia demoníaca, Dios castró a Samael dejando a Lilith infértil y de forma simbólica esto se puede ver en los textos cabalísticos del siglo XVII donde Dios castra a Leviatán macho y mata a Leviatán hembra para que no se reproduzcan (algo así como la copia moderna del mito de Tiamat y Marduk en la mitología babilónica).


Además en el “Tratado sobre la Emanación Izquierda” también se dice que hay dos Liliths, la mayor está casada con Samael y la menor está casada con Asmodeo. Y en otro pasaje se acusa a Lilith de ser una serpiente tentadora de Eva:


Y la Serpiente, la Mujer Prostituida, incitó y sedujo a Eva a través de las cáscaras de Luz que en sí misma es santidad. Y la Serpiente sedujo a la Santa Eva, y basta de decir al que entiende. Y toda esta ruina ocurrió porque Adán, el primer hombre, se copuló con Eva mientras ella estaba en su impureza menstrual; esta es la inmundicia y la semilla impura de la Serpiente que montó a Eva antes de que Adán la montara. He aquí, aquí está ante vosotros: debido a los pecados de Adán, el primer hombre, todas las cosas mencionadas surgieron. Porque la malvada Lilith, cuando vio la grandeza de su corrupción, se hizo fuerte en sus cáscaras, y vino a Adán contra su voluntad, y se encendió con él y le dio a luz muchos demonios y espíritus y Lilin. (Patai81:455s)


Así que la historia de esta unión sagrada comienza como algo no maligno que se termina convirtiendo en la historia que ya todos conocemos. De hecho Samael aparece por primera vez en el primer Libro de Enoc (167aC) como uno de los ángeles que se revela contra Dios y desciende a la tierra fornicar con mujeres humanas. Después aparece de nuevo en el segundo Libro de Enoch (siglo I dC) como príncipe de los demonios y mago. En el apocalipsis de Baruc (100 dC) marca el origen de la asociación de Samael con el Jardín del Edén y el pecado original, fue quien plantó el árbol del conocimiento. En el “Ascensión de Isaías”, el Diablo se conoce como Samael, Belial y Satanás, nombrando a Samael como la encarnación de todo mal, capaz de dominar y actuar a través de la humanidad.


El Texto Midrash Pirkei De-Rabbi Eliezer se identifica a Samael como el jefe de los ángeles rebeldes, personificación del mal y hostil a la humanidad. Ha-kohen en su tratado de la emanación izquierda los llama los gobernantes del “lado izquierdo” mientras que Dios y Shekhina son los gobernantes del “lado derecho”. El autor afirma que la destrucción de la pareja satánica será un elemento crucial de los acontecimientos apocalípticos que presagian el inicio del período sagrado mesiánico y para concluir con esta historia, porque no hablar de Sefer ha-zohar.


Sefer ha-zohar representa una concepción cosmológica dualista del universo, en la que Samael y Lilith son los gobernantes del reino del "otro lado", un mundo oscuro que no está gobernado por Dios. En el texto, el nombre Samael es el nombre principal del poder maligno en el universo y esto consolidó el estatus de Samael, y por extensión de Lilith, en la literatura y tradición tanto cabalística como hebrea en los siglos siguientes.


Por lo tanto si deseas celebrar el próximo eclipse de sol anular recuerda que este tipo de eclipse marca la unión sagrada entre estas dos energías adversariales, pero para que esto suceda será imprescindible abrirle las puertas al guardián del abismo y evocar las energías de Lilith, Samael y del Dragón ciego para que haga posible esta unión durante la oscuridad del eclipse solar.


167 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


logo santuario de lilith6.jpg

El Sendero de las Diosas Oscuras

bottom of page