top of page

Equinoccio de otoño



Equinoccio, la llamada “noche igual” en latín donde día y noche tienen la misma duración. Este año llega el 22 de septiembre a partir de las 22:02 hora española y con el comenzamos la época del descenso de la oscuridad. En el Santuario de Lilith celebramos nuestro primer equinoccio de otoño en vuestra compañía con mucha ilusión ya que es una de las fiestas dentro de la brujería que están gobernadas por Naamah. Ella es la agradable, la complaciente, la encantadora, ella es la fuente del poder y la belleza de la feminidad impura. Una encantadora súcubo que conforma uno de los cuatro ángeles de la prostitución encargada de corromper a los ángeles enviados por YHVH, también reconocida por el folklore hebreo como la madre de los demonios y por ello adquiere el aspecto de madre protectora para el adepto durante la trayectoria de iniciación y su paso por el sendero oscuro, con ella comienza el viaje de descenso por el árbol qlifotico y el desarrollo de los dones mágicos en busca de la conexión con nuestra madre Lilith. 

Ella es una de las Reinas del Infierno, da a luz a los hijos de la noche y es de ella que las emanaciones de las fuerzas malignas y destructivas descienden al mundo, ella es el recipiente sangriento del poder de Lilith. También es considerada la madre de la adivinación debido a que muchas de sus manifestaciones tienen como objetivo la expansión del mundo de los humanos, la expansión de nuestra conciencia. Naamah es el poder del elemento tierra y todo lo terrenal, por ello en esta festividad los rituales se aconsejan en la oscuridad de la naturaleza como cuevas, bosques oscuros o áreas forestales apartadas de la civilización donde podremos conectar con el poder ctónico de la tierra y con la propia Naamah. A través de la conexión con la tierra y los espejos negros podemos percibir que ella es un demonio hermoso y tranquilo, lleno de sensualidad, pero también es una madre oscura, ctónica y tetrica que vendrá a nuestra llamada. No olvides interactuar esta noche con esta máscara de Lilith, da un paso hacia ella con todo tu corazón. 

Naamah es uno de los cuatro rostros principales de Lilith y en el equinoccio de otoño se le rinde culto con rituales y diferentes esencias demoniacas, todas ellas con correspondencias con la naturaleza de Lilith. A través de la vasija del poder de Lilith se generan las emanaciones demoníacas de nuestra sombra que alimenta y destruye todo aquello que nos limita para seguir expandiendo nuestra conciencia. Rituales de conducción asociados a realizar el sendero y relacionados con el destino, la adivinación, el tiempo o la protección son los aconsejados en esta noche de equinoccio en honor a Naamah. Las correspondencias son los colores rojo burdeos y negro, los planetas la Luna y Venus, los espejos negros, el vino ritual, hierbas e inciensos como el jazmín, sauce, violeta nocturna, verbena, manzano y el mirto. Invoca el poder de Naamah y desciende a las profundidades de su oscuridad, en las tinieblas encontrarás su poder. No te olvides de hacer un sacrificio para colocarlo en su altar. 

¡Feliz equinoccio de otoño y reencuentro con Naamah!

210 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Vampirísmo

Comments


logo santuario de lilith6.jpg

El Sendero de las Diosas Oscuras

bottom of page