top of page
  • Foto del escritorIllyian

La Noche de las Brujas



Esta celebración es una de las destacadas dentro de la Rueda del Año pagana. Junto a Samhain es una noche en donde todas las brujas salen para celebrar su momento. Una noche en que mostramos nuestro orgullo de ser quienes somos sin ocultarnos en las sombras.


En países de tradición pagana, Walpurgis es la noche en donde las brujas salen para celebrar rituales y los aquelarres festejan la noche en que todas las brujas son libres para mostrarse bailando, cantando y compartiendo conocimientos. Es la noche en donde se festeja el fin del invierno y el comienzo de un nuevo ciclo. En la tradición asatruar, esta festividad es la culminación de los nueve días de Odín en el Yggdrasil. Cuenta la historia que Odín se colgó del árbol que sostiene los nueve mundos del Valhalla, el Yggdrasil, atravesado por una lanza ofreciéndose como sacrificio para que le fuera concedido el conocimiento de las runas y su magia. El Vahalla se oscureció. Los nueve mundos quedaron en plena oscuridad tanto que ni un ápice de luz se vislumbraba. Al noveno día Walburga se acercó a Odín y habló con él. Fue en ese momento cuando le concedió la magia rúnica y su sabiduría, haciendo que la Luz retornara a todo el Valhalla. Odín se convirtió en el primer ERILAZ O “sabio de las runas” y se ha transmitido ese conocimiento hasta hoy.


Como su nombre indica, se honra la diosa Walburga. Ella es una diosa oscura y tenebrosa que acoge en su seno a las cosas inacabada y a las almas que esperan viajar al Helheim (el Inframundo), en donde reina Hela, o a Asgard, en donde serán acogidos por las Valkyrias y llevados al gran banquete de Odín. De ahí la importancia de recordar a nuestros ancestros, además de ser la fiesta del renacimiento y del amor. Walburga suele confundirse con la santa Walburga o con Santa Brígida, siendo una cristianización de la festividad de Walpurgis o Beltane para los celtas. Esta noche dura desde la tarde del 30 de abril a la tarde del 1 de mayo. Es una festividad muy relacionada con el fuego y, por ello, se le relaciona también con Belenos en la tradición celta. Una noche en donde las brujas contactan con demonios y diosas oscuras.


Una noche en la que renovamos votos con nuestro sendero y, a los ojos de nuestros dioses, volvemos a ser acogidos como hijos purificados y renacidos.Walpurgis es una noche tan mágica, tan atrayente, tan misteriosa que muchos autores han escrito sobre ella o la han mencionado en sus obras como Goethe en su “Fausto”, Bram Stoker en “Drácula” o incluso Rubén Darío en sus “Prosas Profanas”. Pero, en definitiva, es una noche en que la libertad de nuestras diosas oscuras es más visible. Es cuando nos mostramos con orgullo y contactamos con ellas con alegría y felicidad plena. Una noche en que todo aquello que invoquemos nos responderá y hará realidad lo que deseemos.


¡Hail, Gran Padre, Odín!

¡Salve, Lilith, Madre Oscura!

¡Hail, Walburga, Diosa Bruja!

¡Salve a todas mis Diosas Oscuras!




RENOVACIÓN DE VOTOS EN WALPURGIS

Al igual que hicimos en Imbolc, también renovaremos nuestros votos. Sin embargo, esta renovación es para reafirmar nuestro sendero y nuestro compromiso con nuestras creencias. Pero, ante todo, renovar los votos con nosotros mismos. Renovar votos con nuestro sendero es nuestro compromiso con nuestros dioses, con nuestras diosas. Renovar los votos con nosotros mismos es reafirmar que nuestro aprendizaje, nuestra práctica y nuestro camino de autodescubrimiento y sanación es primordial en nuestras vidas haciéndonos ser quienes somos hoy. Obviamente, este ritual es modificable según nuestro sendero.


Mi sendero como asatruar hace referencia al panteón nórdico y nombro a aquellos dioses y diosas a las que estoy ligada. Así mismo, también nombro en mi renovación de votos a mis dioses y diosas de mi panteón personal, aquellos que me ha elegido como su hija ya sea por mi unión a ellos por vidas pasadas ya sea por ellos me han acogido en su seno como mi Amada Madre, Lilith. Siempre amada, siempre eterna, siempre presente en mi alma, Lilith. Indiferentemente si lo hacemos antes del ritual de Walpurgis o no, es preferible hacerlo a lo largo de esa noche tan nuestra y mágica. Tallaremos una vela de un color de nuestra elección (blanca, negra, morada, por ejemplo) con nuestro nombre real o nuestro nombre pagano. Pondremos una ofrenda a elección. Particularmente recomiendo manzanas, vino, cerveza negra, fresas, rosas, etc. La vela la ungiremos en miel con lavanda, salvia y jazmín. No obstante, cada uno puede elegir las hierbas que desee porque es su renovación de votos y sus aromas. La pondremos en un plato con un círculo de azúcar moreno y pétalos de rosas o de alguna flor de vuestra elección. Escribiremos nuestros votos para cuando llegue el momento después de nombrar a nuestros dioses, recitarlos con nuestro nombre pagano (si lo tenemos o nos lo han dado nuestros guías). He aquí la renovación de votos:


“Ante Mis Diosas Oscuras,

Freyja, Diosa de la Magia Seidr y Comandante de las Valkyrias.

Hela, Diosa del Inframundo, Reina del Helheim y Protectora mía.

Hékate, Diosa de las Encrucijadas y de la Magia.

Perséfone, La Doncella, Guardiana de los Secretos Muertos y Reino del Inframundo.

Alouqua, Hija de Lilith y Hermana Mía.

Tiamat, Diosa Dragón.

Ante mis Dioses de Luz,

Skaδi, Diosa del Invierno y Cazadora.

Frigg, Diosa de la Familia y de la Profecía.

Freyr, Dios de la Luz y la Fertilidad.

Thor, Dios del Trueno. Hathor, Diosa del Amor, de la Alegría, del Cielo, la Música y la Danza.

Ante mis Guías y Protectores de Luz y Oscuridad,

Mi Dragón Azul del Mar,

Mi Tigre Blanco del Trueno,

Mi Lobo Blanco y su luz violeta, Samael, Príncipe de los Infiernos.

Ante mis Padres,

Odín, mi Gran Padre, Lilith, mi Amada Madre, Madre Oscura de los Mil Nombres.


Hoy renuevo mis votos como vuestra Hija en este sendero. Me comprometo a seguir el Camino que me ha sido concedido.


[ENUNCIAMOS NUESTROS PROPIOS VOTOS]


Hoy prometo que seguiré el Camino con Humildad, Honestidad y Honor. Hoy prometo que mi Corazón es Vuestro y os pertenezco. Ante Todos Vosotros, mis Votos están hechos. Así sea, Así es, Así será,”


Una vez realizados, beberemos una copa de vino, una cerveza o cualquier licor que deseemos para sellar los votos y brindaremos por con los dioses. Será entonces cuando comenzaremos a disfrutar de la gran noche de las brujas, de la noche de Walburga. La Noche de Walpurgis.


¡Salve, Lilith!

¡Salve, Diosas Oscuras!

Illyan Völva y Cofundadora del Santuario de Lilit


elsantuariodelilith.com/ritual-wallpurguis


105 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page