top of page

Los mitos de Lilith (I)


Muchos son los mitos que envuelven a la figura de Lilith, pero cuando se habla de ella es inevitable que aparezca uno de los mitos más conocidos sobre ella y que según la tradición judía medieval, fue la esposa de Adán antes que Eva. Supuestamente cuando Adán insistió en que desempeñara un papel subordinado, a Lilith le crecieron alas y se alejó volando del Edén. Sin embargo, el personaje de Lilith no fue creado de la nada; los autores medievales se basaron en las antiguas leyendas de la lilītu alada, una demonia seductora y asesina conocida de la mitología babilónica. En los últimos años, Lilith ha experimentado otra transformación a medida que las feministas modernas vuelven a contar su historia para mostrar al mundo que son mujeres independientes del hombre. En la mayoría de sus mitos, Lilith se la representa como el caos en estado puro, la seducción y la impiedad, pero lo que queda claro es que por muchos milenios que pasen y de todos los aspectos que ella haya adquirido a lo largo de todo este tiempo, la figura de Lilith sigue hechizando a la humanidad.


Lee nuestro artículo: Tras el mito de Lilith


Durante los últimos 4000 años en los que Lilith ha vagado por la tierra ha sido toda una inspiración para poetas, escritores y artistas, pero también sinónimo de terror para aquellos que se encerraron en su religión. Su oscuro origen comienza en la demonología babilónica donde según los textos antiguos este demonio femenino alado atacaba a mujeres embarazadas y bebés, donde usaban amuletos y encantamientos para contrarrestar los siniestros poderes de este demonio. Más tarde, el mito de Lilith y los Lilith se extendió por el mundo antiguo: Anatolia (Turquía), Egipto, Israel, Siria y Grecia. Pero su popularidad alcanza su punto máximo cuando aparece en la Biblia como un demonio del desierto rechazado por el profeta Isaías (34:14) entre una lista de criaturas nocturnas que acecharán el destruido Reino de Edom. Esta cita hacia Lilith será la única mención que aparece en la biblia, pero su mito seguirá creciendo en el judaísmo antiguo y en la Edad Media reaparece como la terrible primera esposa de Adán.


Y su mito más conocido, el que le dará popularidad hasta tiempos modernos comienza en el Génesis 1 y 2 donde se narra la creación del ser humano. En el Génesis 1 (1:27) se encuentra la cita: “y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó, varón y hembra los creó. En el Génesis 2 (7, 21-22) se encuentra una segunda cita que dice: “Entonces el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida; y el hombre se convirtió en un ser vivo. Entonces el Señor Dios hizo que un sueño profundo cayera sobre el hombre y se durmió, luego tomó una de sus costillas y cerró su lugar con carne. Y de la costilla que el Señor Dios tomó del hombre hizo a la mujer y la trajo al hombre”. Aquí nos encontramos que entre el Génesis 1 y 2 aparece la primera modificación de los antiguos textos sagrados. Aunque las palabras de la Biblia son consideradas precisas y sagradas, esta diferencia de la creación simplemente es una alusión a que Dios creó dos veces a la mujer, Lilith la primera a su imagen y Eva la segunda de la costilla de Adán, por lo que da a entender que hubo dos mujeres en la creación. De esta manera Lilith es identificada como la primera esposa de Adán y Eva como la segunda, aunque se detalle como que Eva fue la primera, de esta forma la tradición judía étnica intenta eliminar la verdadera historia de Lilith y su importancia en la creación para la humanidad.


Este mito que es uno de los más conocidos junto con el del Alfabeto de Ben Sira, es con el que se sienten más identificadas “las feministas” y esa nueva oleada pagana de las que se autodenominan “hijas de Lilith” porque es el que más podemos leer hoy en día en la red, pero cuando hablamos de Lilith nos olvidamos que ella está en la Tierra mucho antes de que la cultura judía étnica apareciera en la historia, por eso no entiendo ni entenderé a todas esas personas que sólo hablan de esta parte de Lilith en vez de buscarla a través de la historia. Que es muy bonito que Lilith sea un símbolo tan poderoso para muchas mujeres y hombres, pero los símbolos tienen un significado y cuando descubres la verdadera raíz de ese significado la mente se expande, su energía se hace presente y nuevas puertas se abren para conocer su verdadera naturaleza. Por eso si la buscas a través de tu ego y no dejas que tu subconsciente conecte con ella de verdad lamento decir que dudo mucho que todo aquel que dice conectar o ser hijo de Lilith haya estado ante su verdadera presencia.


Quien me conoce sabe que soy una persona humilde, sabe que estos últimos años han sido de total devoción a ella y he pasado miles de horas investigando sobre ella. Eso no significa que yo sepa más que nadie porque todo el mundo somos “eternos aprendices” como dice Rosa, una de nuestras fundadoras. Pero cuando leas este mito sobre Lilith pregúntate que fue de ella antes del mito, cuál es su verdadero origen, porqué se le dio una connotación demoniaca y porque todo hombre teme a su verdadero poder.


Lithkasha


Fundadora del santuario


Referencias:

Del Edén a Ednah: Lilith en el jardín / Da Ben-Amos

Explorando el Génesis: tradiciones antiguas de la Biclia en contexto / Victor Hurowitz

¿Eva vino de donde?: La historia de Adán y Eva / Ziony Zevit

La creación de la mujer en la Biblia / Mary Joan Winn

Sociedad Arqueológica Biblica



195 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Vampirísmo

Commentaires


logo santuario de lilith6.jpg

El Sendero de las Diosas Oscuras

bottom of page