top of page

Lilith la Vampírica



Lilith siempre ha sido conocida como la Madre de Demonios, Señora de todas las criaturas de la noche y la oscuridad, Reina del infierno y vampiresa de naturaleza implacable. Ser la Reina o Madre de vampiros y demonios es un dato al que se le atribuye constantemente, una mujer hermosa y peligrosa que tiene la capacidad de atraer a pobres desdichados que desean acercarse a ella sin ser conscientes de su verdad, pero el vampirismo es un proceso muy complejo relacionado con la hechicería más oscura de magos-bujas negras. Entender el vampirismo es bastante complicado ya que esta rama de brujería o sendero espiritual es el más oscuro y en él se oculta la sangre, el dolor, el éxtasis y el sufrimiento como parte del placer ritual. Existen cultos secretos que se dedican en cuerpo y alma a este camino sobre Lilith, un culto que hace referencia a la Madre Oscura más sanguinaria, el que muestra su verdadera naturaleza, un sendero que a priori puede parecer bastante interesante si llegamos a ella desde el romanticismo de las películas sobre vampiros, pero la realidad es que sus manifestaciones aquí son bastante amplias y perjudiciales para aquellos que no son lo suficientemente fuertes como para poder controlar esa energía vampírica y aunque este sendero es considerado como una especie de transformación de poder, la gran mayoría cuando se encuentran con esta parte de Lilith cara a cara en sus evocaciones se inicia un proceso en que la entidad devora y absorbe la energía de quien la evoca.


El vampirismo es algo que está muy ligado con la muerte y la nigromancia, el dolor y el sufrimiento es una puerta de entrada a la iluminación o más bien a la liberación total de todos los límites establecidos, es el camino más duro para la apertura de la consciencia, en el trayecto puedes encontrarte con su sequito ya que al abrir el portal a la “Lilith Vampírica” creas una puerta de entrada donde hay un flujo constante de entidades que beben de este mundo, que roban y drenan energía y para ello has de volverte mucho más fuerte que ellos, para poder dominarlos y no convertirte en una víctima del vampirismo. Cuando abres ese portal podemos decir que es un agujero que conduce a la verdadera oscuridad de Lilith y al conocerla e iniciar la transformación empiezas a ser consciente de la verdadera naturaleza oscura que todo ser humano puede albergar en su interior.


El apodo de Madre de Vampiros proviene desde que se conociera su mito bíblico en el que se marcha del Edén, ella se instala en las cuevas del Mar Rojo y allí engendra sus hijos “con demonios”, es perseguida por los ángeles de Dios para que vuelva y ante la negativa deciden matar a cientos de sus hijos, según estos relatos en venganza ella decide matar a la descendencia de Adán. Estos relatos fueron los que llevaron a Lilith a la inmortalidad, a medida que se profundiza en ella sus relatos se vuelven más complejos dependiendo las interpretaciones clásicas, es rebelde y vengativa, seductora y destructora, se la tacha de infanticida come niños cuando no es esa su realidad, una de las claves más importantes la tenemos en el Alfabeto de Ben Sira que es el que realmente habla de que ella no quería estar abajo en sus relaciones y esto es por la sencilla razón de que en la antigüedad se creía que los embarazos se producían cuando la mujer adoptaba una posición pasiva por lo que nos puede estar diciendo que Lilith no quería quedarse embarazada de Adán y al tener que huir lo normal es que procreara para poder destruir a lo que más odiaba, Adán.


Es a partir de aquí es donde la naturaleza oscura de Lilith se hace más visible, porque en cierto modo ella era la noche con sus criaturas y sus misterios, su rebeldía inmortal se agudiza y en parte esto será para ella una condena. Ella es un espíritu del viento, puede volar, puede desaparecer, puede crear el terror sin esperarlo, sabe que la descendencia de Adán es débil, son seres llenos de complejos y prejuicios, son la presa perfecta para saciar su sed de castigo y venganza. La parte vampírica de Lilith se alimenta de los temores, de aquello que ocultamos en nuestro interior, ella es la dama de los terrores nocturnos y el vampirismo psíquico, pero ella es la puerta que nos conduce al conocimiento, por eso ante la naturaleza de esta Lilith hay que tener cuidado porque lo que le acompaña en esa puerta suelen ser parásitos que no dudarán en dejarnos secos de energía si como magos o brujas negras no estamos preparados para ello.


Son sutiles, nunca se mostrarán en posición de ataque, simplemente seducen a sus víctimas de tal forma que son ellas las que los buscan y no se dan cuenta de ese drenaje y absorción de energía. Este sequito de entidades inferiores son depredadores, dominantes y carecen de consciencia, simplemente su misión es saciar su sed con la energía de aquellos que ese encuentran, suelen despertar emociones de pasión, pero también de miedo y si no estamos preparados para ello puede afectarnos nuestra salud mental y crear hostilidad o violencia. Por eso este tipo de practicas se ha de tomar muy en serio e ir con precaución. En el mundo del vampirismo se crea un estrecho vínculo no sólo con Lilith sino con los espíritus y entidades que le acompañan o la rodean, que es una experiencia transformadora si se sabe manejar porque es una forma de fortalecerse, pero no es apta para todo el mundo, así que mucho cuidado con la naturaleza de la Lilith Vampírica, porque no es como muchos creen, el ataque continuado de este tipo de entidades puede llevarte a la esquizofrenia y la locura.

186 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


logo santuario de lilith6.jpg

El Sendero de las Diosas Oscuras

bottom of page