top of page

PORQUÉ DEBO INICIARME 

Las iniciaciones siempre se hacen con un propósito: para aprender técnicas básicas y métodos de trabajo que no suelen estar al alcance de nuestra mano. Normalmente se necesita un tiempo mínimo para poder alcanzar nuestras expectativas y los resultados que esperamos, algunas técnicas o métodos serán más fáciles que otros, pero son con la idea de que lo resultados sean visibles para el practicante, porque desde que uno hace la iniciación con la primera meditación o ritual con Lilith empezaremos a notar cambios en nuestra conciencia. Cuando aceptamos seguir un sendero tenemos una responsabilidad y con ella hemos de fortalecer la mente y desarrollar nuestra fuerza de voluntad, una disciplina que hemos de crear nosotros mismos ya que nadie puede hacerlo por nosotros. La idea de las primeras prácticas es crear un hábito rutinario para que pasadas unas semanas nuestro cuerpo las reconozca como algo normal y así no nos cueste tanto rendir con todo lo que nos rodea, son prácticas con las que ya hemos trabajado durante algún tiempo y son muy efectivas. Las prácticas se han de ir incorporando poco a poco para que no sea un cambio muy brusco ya que muchos de los practicantes del sendero suelen tener dificultades a la hora de encontrar un horario concreto para sus prácticas diarias, esto hace que empiecen a posponer ciertas prácticas y llegan a un punto en que no avanzan, se aburren y terminan abandonando el camino poniendo excusas, todo está en nuestra fuerza de voluntad, querer es poder.   

  

 
 

Por eso en el santuario las primeras semanas son para practicar y modificar ciertos hábitos en nuestra vida para ir haciendo una apertura del camino de forma gradual para el iniciado. Hemos de pensar que vamos a trabajar desde el lado oscuro con las energías caóticas femeninas de la creación y con la oscuridad de las corrientes lunares, por eso la idea es crear un camino de experimentación para el iniciado que sea controlado. Para trabajar con ese tipo de energías o fuerzas destructivas es muy necesario entrenar nuestra mente, la conciencia y nuestra voluntad, ordenar de forma interna nuestro propio caos y tener controladas nuestras propias sombras porque no queremos dirigirnos hacia nuestra auto-destrucción. No vamos a obligar a nadie a que haga sus tareas, pero si es cierto que cada iniciado ha de construir su propio trabajo personal y esforzarse en conseguir su propósito que es la conexión con Lilith. Las pautas aportadas por el santuario serán meros consejos de los cuales el iniciado ha de decidir qué tiempo le va a dedicar y hasta donde quiere profundizar, toda tu experiencia dependerá de ello. Piensa que el trabajo en el sendero a Lilith o las entidades escogidas con las que vas a trabajar lo harás durante toda la vida, esto no es un curso de un mes o un año y se terminó, esto es un trabajo de empoderamiento y transformación personal durante toda nuestra vida.  

  

 
 

A medida que vayas experimentando en la iniciación te darás cuenta que es mucho más poderosa de lo que creías, serás consciente de tu cambio tras la conexión con la fuerza primordial con Lilith. Por ejemplo, dentro del sendero de la mano izquierda las primeras conexiones con Lilith después de haber pasado nuestro periodo de entrenamiento mental y físico el iniciado consigue abrir una apertura entre los dos mundos, el terrenal y el espiritual, esto crea nuevos estados de conciencia y es la primera fase de nuestra transformación. Después solemos adentrarnos en la cueva de Lilith, en ese útero oscuro donde se abren las puertas a los mundos astrales y allí la conciencia se expande. El inicio del descenso hacia Lilith puede ser una experiencia maravillosa o puede ser una pesadilla puesto que muchos de los caminos que nos llevan a ella requieren ciertos años de prácticas de iniciación para no ser absorbidos por las fuerzas oscuras a las que nos enfrentamos. Por eso un iniciado debe saber lo básico de la magia o la brujería, aunque no tengan que ver con esta tradición. 

logo santuario de lilith6.jpg

El Sendero de las Diosas Oscuras

bottom of page