top of page

LOS ALTARES DE LILITH 

*En este ensayo os vamos a enseñar a montar dos altares para Lilith, uno fijo pequeñito que es en el principio con el que vamos a devocionarla y hacer nuestras prácticas o meditaciones todos los días, donde podemos tener colocadas otras deidades, entidades o espíritus de nuestra tradición y otro especial para rituales, celebraciones o ciertos trabajos en concreto. Evidentemente se pueden tener dos o más altares, pero el de prácticas diarias ha de ser fijo. Además, para todos aquellos que no tiene la oportunidad de un espacio para sus altares ya sea por sus circunstancias personales o porque no han salido aun del armario se ha puesto a vuestra disposición un altar virtual con diferentes correspondencias para que podáis hacer vuestros rituales sin tener que montar uno en vuestra casa.  

 

*El primer altar que es con el que vamos a trabajar al principio es muy sencillo de hacer y que ya explicamos anteriormente, es un altar para empezar a entablar conexión con Lilith. Debe tener una imagen de Lilith, puede ser una foto o una estatua, velas rojas a ser posible siempre un número impar, flores rojas o moradas e inciensos de olores dulces. Con eso podemos comenzar en busca de esa afinidad y esa conexión que necesitamos. Además, ese altar nos sirve para la celebración de las próximas lunas negras o cualquier otro tipo de trabajo que quieras hacer dentro de las fases lunares.  

 

*El segundo altar es un tanto especial para Lilith y que os pediremos que lo montéis cuando llevéis cierto tiempo de experiencia ya que es para la invocación de cierto tipo de entidades más poderosas y oscuras. Este segundo altar es un altar privado, así que debes mantenerlo fuera del alcance de otras personas y evitar miradas ajenas, con lo que se aconseja no enseñarlo sobre todo en internet para que otras personas no tengan influencia sobre tus trabajos. Este altar en especial cuanto más cerca del suele esté mucho mejor, si puede ser, puedes ponerlo directamente en el suelo con una base de piedra de pizarra y cubierto con una tela negra. Este altar llevará una estatua de Lilith que podemos comprarla o fabricarla nosotros mismos, se cree esotéricamente que las estatuas o fetiches canalizan mejor las energías y el poder de las corrientes Cthonicas del bajo astral desde el suelo, pero también la de los muertos que están bajo tierra.   

  

*Ponemos nuestra estatua en el centro para que focalice todos los poderes de todos los ángulos que se canalizan y llegan al altar en nuestros trabajos mágicos. La primera vez que se monta el altar, todo lo que se le incluya debe ir previamente consagrado y más adelante también se consagra todo lo que se le va añadiendo. Las velas siempre serán rojas y negras o mitad y mitad, no es aconsejable ponerle velas de otro color a este altar, aunque en su defecto se pueden usar negras y blancas, siempre se colocan en el altar un número impar. En ciertos rituales, hechizos, trabajos o celebraciones también se le colocan dos velones, uno a cada lado de la estatua (derecha-izquierda), estos velones serán una de las ofrendas que vamos a ofrecer para algunos trabajos. Además, el altar debe llevar una copa o cáliz para ofrecer bebidas o licores a Lilith, en la parte de atrás de la estatua un jarrón con las flores de ofrenda, normalmente se le ponen rosas rojas o flores rojas, pero para ciertos trabajos se les pueden poner de otro color, aunque es opcional. Por ejemplo: flores blancas para trabajos de sanación, salud o destierro de energías, flores rojas para el amor, la lujuria, el dominio o la conquista, flores negras, de color oscuro o cierto tipo de flores venenosas para las maldiciones y los ataques psíquicos o agresiones mágicas de todo tipo. Otras de las plantas que les gusta mucho a las Diosas Oscuras son las buganvillas, esta planta tienen espinas y son de color morado, son las que representa en el altar la bienvenida a los espíritus del otro lado, es una de las flores que mejor funcionan para el contacto con ellas.   

  

*Más cosas que debemos colocar en el altar es un plato o bandeja para poner las ofrendas de comida, un incensario y un pequeño cenicero para los cigarros o puritos que se le van a ofrecer para las peticiones de trabajo y su sigilo. Cómo ofrendas opcionales se le pueden poner más cosas como una daga, huesos de animal, plumas, dinero, etc.… todo depende del trabajo que vayamos a realizar con ella. Tanto la bebida como la comida es para compartir con la Diosa, por lo tanto, una vez consagrado todo debes comer de la ofrenda que hayas cocinado para ella y entregársela como símbolo de buena voluntad y con la bebida o el licor igual, bebes un sorbo del cáliz y se lo entregas. No está bien visto que entreguemos comida y bebida sin que nosotros lo hayamos probado antes, es una falta de respeto a la Diosa porque es indicativo de que no nos fiamos de lo que le hemos ofrendado. Otra de las cosas que se pueden poner en el altar es un caldero para los trabajos de fuego en el que se pueden incluir hierbas, licores o tabaco para quemar como ofrenda. Si el tabaco que le pones es para el caldero puedes usar el de liar, si son cigarrillos o puritos recuerda que debes introducir el humo en la boca y soplarle al altar trece veces antes de ponerlo en el cenicero.   

 

*Una vez hemos terminado nuestro ritual se dejan consumir las velas y se retira la bebida y la comida que se entrega a la madre naturaleza, el sobrante del ritual se tira o se entierra lejos, dependiendo el ritual que hayamos hecho, se limpia todo y se vuelve a montar el altar hasta la próxima vez que vaya a ser usado. Recuerda que las velas siempre han de ser impares y que este altar también puedes usarlo solo para conectar con ella.   

logo santuario de lilith6.jpg

El Sendero de las Diosas Oscuras

bottom of page